Jueves, 21 de junio de 2018
14900290778809

Homenaje al camarada Marcelino Camacho en el centenario de su nacimiento (1918-2018)

Nacido el 21 de enero de 1918, el espíritu rebelde presidió su vida y optó siempre por lo necesario frente a lo posible. Lo necesario como reflejo de una lucha sin fin por sacar al ser humano de la explotación y alcanzar una sociedad en la que, por el hecho de nacer, se tenga asegurado la educación, el trabajo, la sanidad, la vivienda, una vejez digna y una vida en paz, como defensor de un modelo demócrata y progresista. Marcelino luchó por la Segunda República, pasó cuatro años en campos de trabajo, luchó en la emigración en Argelia, fue fundador de CCOO desde la Perkins, estuvo preso y torturado por la dictadura franquista por su lucha contra ésta a través del Partido Comunista de España y Comisiones Obreras, siendo uno de los encausados en el “Proceso 1.001” el 20 de Diciembre de 1973, no siendo doblegado por ello.

Diputado en en las Cortes Constituyentes durante la llamada Transición, elegidas el 15 de Junio de 1977, renunció a su acta de Diputado porque optó por asegurar la autonomía e independencia del sindicato frente a los partidos, todo un gesto de gran honorabilidad frente a la actitud actual del Partido Popular como del Partido Socialista, pretendiendo y consiguiendo influir en el ámbito sindical, estando las cúpulas tanto de Comisiones Obreras como de la Unión General de Trabajadoras formadas por sindicalistas “amarillos”, que no dudan en anteponer sus intereses frente a los de los trabajadores y las trabajadoras. El sindicato de clase lo definió como sociopolítico porque defendía que la clase obrera debía participar en los cambios sociales y políticos organizados en sindicatos para la transformación de la sociedad: por último, una de sus frases que se hizo mítica fue “Ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar”, representativa del sindicalismo de clase y del carácter combativo de los y las comunistas

El camarada Marcelino Camacho fue el sindicalista modelo de este país, rebelde y combativo y que no anteponía sus intereses personales a los de la clase obrera, sino que defendió a ultranza los valores revolucionarios y combatió los abusos contra los trabajadores y las trabajadoras por parte de la patronal: por último, decir que Marcelino Camacho debe seguir permaneciendo en nuestros corazones, siendo un referente para los y las militantes de nuestro Partido y los y las camaradas luchadores/as de Comisiones Obreras

¡¡¡VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA!!!

¡¡¡VIVA MARCELINO CAMACHO!!!

Colabora con La Dialéctika

Acerca de Ismael Sánchez

mm
Militante comunista

También puedes ver

FB_IMG_1512419242100

El XX Congreso del PCE: un congreso para la victoria

Finalizado el XX Congreso de nuestro Partido(irónicamente, el XX Congreso), en el que hemos superado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *