Martes, 17 de julio de 2018
FB_IMG_1512419242100

El XX Congreso del PCE: un congreso para la victoria

Finalizado el XX Congreso de nuestro Partido(irónicamente, el XX Congreso), en el que hemos superado la postura “eurocomunista” implantada por la Dirección de Santiago Carrillo durante la década de 1970 y que suponía la destrucción de los verdaderos valores comunistas, mantenidos desde la fundación del PCE en 1921 hasta 1970, en el que el Comité Central de Carrillo llegó a un acuerdo con el Partido Comunista Francés(PCF) y el Partido Comunista Italiano(PCI), aunque ya en 1955, tras el V Congreso, se estableció el preludio de la “desleninización” a través de la Política de Reconciliación Nacional, mediante la cuál se reconoció al Gobierno fascista de Franco, que había llevado a cabo una aberrante represión contra el Partido antes del 1 de Abril de 1939 mediante detenciones arbitrarias, tortura y asesinato de miles de combatientes comunistas que cayeron en manos del fascismo y que seguiría ejerciendo dicha represión tras la victoria franquista el 1 de Abril de 1939, que alcanzó a las “Trece Rosas”, Marcos Ana, Julián Grimau, el estudiante Enrique Ruano y la Dirección de Comisiones Obreras(CCOO) encabezada por Marcelino Camacho, que fue encarcelada cuando celebraba una reunión a principios de la década de 1970, logrando los franquistas la victoria sobre la República por la traición del Coronel Segismundo Casado el 5 de Marzo de 1939 tras dar un golpe de Estado contra el Gobierno del Presidente Juan Negrín junto a otros Oficiales republicanos ambiciosos y el sector “socialdemócrata” del PSOE, estando encabezado dicho sector por Indalecio Prieto y Julián Besteiro, siendo declarado el Gobierno franquista como Gobierno “legítimo” del territorio español, dando la espalda al combate por el restablecimiento de la República y la democracia en España, centrándose únicamente en el derrocamiento de la dictadura franquista

Después de cuarenta años, por fin retomamos la senda que nunca debimos abandonar, la senda del marxismo-leninismo, sustentado sobre la elección de los distintos Comités por parte de la militancia, dando cuenta de sus actos a ésta y creando una disciplina revolucionaria que una al Partido, la democracia interna, ésto es, la adopción de acuerdos a través de debates y mediante la mayoría de votos afirmativos de los/as camaradas y una política de confrontación con respecto al capitalismo, renegando de toda postura de colaboración con los poderes patronales o financieros y dando gran importancia a la lucha popular en la calle mediante concentraciones, manifestaciones, huelgas y boicots a las actuaciones de los Gobiernos reaccionarios del Partido Popular(PP) y del Partido Socialista Obrero Español(PSOE), que no defiende el verdadero socialismo y que nada tiene que ver con la clase obrera ya que apoya al capitalismo, eclipsando dicho apoyo mediante reformas que, sin embargo, no causan una transformación social necesaria en detrimento de la firme defensa de la participación en el sistema burgués-capitalista, mientras que el marxismo-leninismo sí busca una transformación política y social del Estado mediante la emancipación de la mujer del yugo patriarcal y la abolición de toda actuación de opresión contra el género femenino, la nacionalización de las grandes empresas y sectores estratégicos de la economía, la expropiación de latifundios junto con una reforma agraria basada en el reparto de tierras a los campesinos, la mejora de las condiciones de vida de los trabajadores urbanos, etc, sin embargo, el “eurocomunismo” preconizado por Carrillo mantenía una postura similar a la socialdemocracia del PSOE

Por ello, el XX Congreso del Partido debe de recordado como el “Congreso de la Victoria”, ya que ha supuesto el avance hacia una postura abiertamente revolucionaria en vez del mantenimiento de una postura de conciliación con el capitalismo, dejando de lado a la clase obrera, que se ha visto sometida por la patronal y los sectores financieros mediante abusos en el ámbito laboral mediante bajadas de sueldos, precarización de las condiciones de trabajo y violaciones de los Convenios colectivos, situación que se ha visto empeorada tras la Reforma Laboral de 2010, aprobada por el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero(PSOE) y la Reforma Laboral de 2012, aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy(PP), con el acuerdo de la patronal(CEOE) y de las cúpulas de los sindicatos(UGT y CCOO): como ya he dicho en otras ocasiones, la postura de nuestro Partido no debe de ser de “confraternización” con el sistema capitalista español, sino de confrontación con respecto a él, apoyando a la clase trabajadora y defendiendo sus derechos

Colabora con La Dialéctika

Acerca de Ismael Sánchez

mm
Militante comunista

También puedes ver

14900290778809

Homenaje al camarada Marcelino Camacho en el centenario de su nacimiento (1918-2018)

Nacido el 21 de enero de 1918, el espíritu rebelde presidió su vida y optó …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *