Martes, 19 de septiembre de 2017
Zozulya Bandera

Vallecas no se mancha de racismo

“Estos son nuestros principios, si no os gustan no tenemos otros” es una frase que se ha visto en la grada de nuestro Estadio,  pero no representa únicamente a la afición del Rayo Vallecano, sino a todo un barrio. 

Vallecas es un barrio obrero, convivimos con la pobreza, crecemos sin demasiados lujos ni certezas, pero si algo tenemos y jamás perdemos son nuestros principios y éstos no varían dependiendo del lugar en el que nos encontremos, defenderemos la igualdad de género sobre un campo de futbol o en nuestro puesto de trabajo, nos enfrentaremos al racismo en las calles o en nuestro entorno más cercano, condenaremos y lucharemos contra la homofobia allí donde vayamos, nos opondremos a cualquier forma de opresión en todos los ámbitos de nuestras vidas y nos sentimos orgullosos y orgullosas de ello. 

Zozulya nazi

Nos alarma la hipocresía existente en este país, en el que se te repite una y otra vez desde edad temprana palabras como respeto, tolerancia o solidaridad, pero en el momento en que los valores interfieren en otros intereses, principalmente económicos, no se duda en abandonarlos y en juzgar a quienes se niegan a dejarlos a un lado. 

Nosotros no permitimos que en nuestro equipo haya fascistas, porque, a diferencia de otras personas, no dejamos de respetar a inmigrantes, mujeres o personas LGTBI al entrar en un campo de futbol, no renegamos de nuestros valores por un puñado de euros o por beneficios de cualquier tipo, no nos da miedo decir alto y claro que EN VALLECAS NO CABEN FASCISTAS, si, fascistas como Roman Zozulya, a quien se le ha visto acompañando y apoyando a auténticos asesinos de ideología genocida, y es que en Vallecas podremos carecer de muchas cosas pero no precisamente de cultura política, y no se nos engaña con eufemismos como “patriota” para definir a quienes representan lo más repugnante del ser humano, para referirse a un fascista con todas las letras, y es que para nosotras y nosotros no es banal el hecho de portar ciertas camisetas o estandartes o defender determinadas consignas y causas, porque aunque para algunos se traten de meros símbolos, trozos de tela o simples palabras, esos símbolos, banderas y discursos arrastran tras de si la vida de miles de seres humanos.  

Zozulya nazi

No sentimos miedo a posicionarnos, pero nos entristece y preocupa profundamente que tengamos que ser las personas que defendemos la igualdad y la justicia quienes debamos argumentar nuestro legítimo y racional posicionamiento y que quienes apoyan ideas genocidas e inhumanas sean protegidos y alabados. Nos preocupa observar la indiferencia y pasividad de algunas capas de la sociedad ante este tipo de acontecimientos, nos aterra pensar que vivimos en una sociedad que prefiere tener garantizados sus días de ocio a preservar sus propios principios y valores, que existan personas que apoyen la diversidad y defiendan a las minorías y no tengan problema para vitorear a quienes apoyan la eliminación de tal diversidad y minorías. 

Por otro lado, nos resulta curioso como las instituciones de la liga de futbol profesional, las mismas que estructuran la ley del deporte “contra la intolerancia y el racismo” tratan de justificar por todos los medios que un intolerante, que colabora con racistas, forme parte de nuestro Rayo. 

Zozulya nazi

La presión pública de “periodistas”, clubs de futbol y la campaña de amenazas de querellas criminales, no es mas que un intento de acabar con la voz de una afición que se les ha atragantado en su juego y, en definitiva, de un barrio.

Esperamos aclarar con este comunicado que en Vallecas no habrá una bienvenida para Zozulya, que no se trata únicamente de una afición que se opone al ingreso de este jugador en el equipo, sino que esta afición representa a un barrio y ese barrio lleva tras de si una trayectoria de lucha que no abandonaremos, estando plenamente dispuestos a ser la voz rebelde que quede en el fútbol.

Zozulya nazi

Colabora con La Dialéctika

Acerca de La Dialéctika

mm
Expresión vallekana con clase y de clase

También puedes ver

Yemen

Yemen. Matanza con armas españolas

En las estadísticas, en las efímeras noticias que las agencias occidentales emitieron el miércoles 23 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *