Lunes, 11 de diciembre de 2017
Garzon-XX-Congreso-PCE

Manifiesto a favor del XX Congreso del PCE y de la Tercera República

El XX Congreso, especialmente su segunda fase, es un hecho histórico en el desarrollo de nuestra lucha política porque supone un nuevo “despertar” de los cuadros y bases de nuestro Partido, adormecido durante décadas por las “libertades democráticas” apuntaladas en el año 1977 y consolidadas mediante la Constitución de 1978, que no son sino la lealtad a un Monarca designado por un dictador(Franco) como fue Juan Carlos de Borbón y a su sucesor, su hijo Felipe, mientras que el anterior queda como Rey Emérito, la adaptación forzada al modelo capitalista instalado en España a partir de 1950(manteniéndose un sistema semifeudal durante el período 1939-1950) en el que las Leyes se elaboran en base a un acuerdo entre los poderes empresariales y financieros y el Gobierno permitiendo el enriquecimiento sin control de los primeros a costa de los trabajadores y, por último, la imposición de una bandera, impidiendo la libre expresión de otros Colectivos no afectos al sistema monárquico, siendo calificados como “antisistema” por el poder político: de esta forma, el republicanismo se vio desterrado al “exilio” desde finales de la década de 1970, la década de 1980, la década de 1990 y principios de la de 2000, empezando a “resucitar” a partir de 2007 tras el inicio de la crisis debido al estallido de la “burbuja inmobiliaria” y que destapó la verdadera maquinaria de lo que llamamos el “régimen del 78”, alimentada mediante la corrupción político-urbanística en la que los distintos Gobiernos conceden contratos “a dedo” a empresarios afines mientras que la clase política cobra un porcentaje de dinero que emplean para enriquecerse ellos mismos y a sus respectivos partidos, los fraudes electorales amparados por una Ley Electoral que otorga puestos en el Congreso de los Diputados y el Senado y otros órganos de la Administración Pública de manera arbitraria(sin importar el número real de votos emitidos), una Justicia que beneficia a las clases más adineradas a través de penas irrisorias e, incluso, la libertad a cambio del pago de una cantidad de dinero mientras que a las más desfavorecidas les caen penas excesivas y, por último, una represión política ejercida de manera velada desde 1977 contra los que se atreven a cuestionar a la Monarquía y sus estructuras, siendo ejercida contra el colectivo anarquista y el movimiento abertzale(como se pudo verificar con los denominados Grupos Antiterroristas de Liberación, GAL), incrementándose en 2002 mediante la Ley de Partidos y consolidada en 2015 con la Ley de Seguridad Ciudadana, que ya tuvo un prólogo en el período 2012-2015 a cargo del ultracatólico y pro-franquista Ministro del Interior Jorge Fernández Díaz, que utilizó a la Policía como “arma política” del Gobierno reaccionario-fascista de Mariano Rajoy, empleando la violencia desmedida contra manifestantes y periodistas amparándose en su mayoría absoluta mientras que el Gobierno aprobaba una Reforma Laboral que ha dado “carta blanca” a los empresarios para despedir masivamente a trabajadores, reducir y congelar salarios y aumentar las horas de las jornadas laborales y a la Banca, que se se enriquecía mediante contratos fraudulentos por los que estafaban a sus clientes y se quedaban con su dinero y sus bienes

Por ello, la alternativa republicana defendida por nuestro Partido ante el XX Congreso y las demás fuerzas de la izquierda transformadora y progresista es completamente necesaria para “romper” con el actual sistema político con el fin de refundar nuestro Estado, sentando las bases en una democracia que represente verdaderamente al pueblo, un sistema económico en el que rija la premisa de la defensa del interés general en vez de los intereses privados de unos pocos o partidistas, un modelo social en el se elimine la discriminación por razón de sexo, aboliéndose la violencia de género y persiguiéndose a los maltratadores además de eliminar la homofobia a todos los efectos y se promueva el derecho de los ciudadanos a expresarse como deseen(siempre respetando a otros ciudadanos), tener la orientación sexual con la que se sientan más a gusto y tener sus propias opiniones y, por último, un modelo territorial en el que se reconozcan a los distintos pueblos que conforman España y se construya un modelo solidario en el que se ayude a quién realmente lo necesite, además de que el Estado sea totalmente independiente de cualquier credo religioso: ya durante la campaña anterior al 16 de Febrero de 1936, que dio la victoria al Frente Popular y que supuso el ascenso de Manuel Azaña como Presidente del Gobierno(sustituyendo a Niceto Alcalá Zamora como Presidente de la República tras la destitución de éste por las Cortes), se plasmó un programa similar que fue boicoteado de manera incesante por los sectores de la derecha más reaccionaria y de los poderes patronales, la Banca y los terratenientes y que, finalmente, quedó interrumpido tras el alzamiento fascista del 18 de Julio por parte de la Comandancia General de Canarias encabezada por Franco(quién posteriormente se puso al frente del Ejército de África, dónde se concentraba el sector más ultracatólico y pro-fascista de las Fuerzas Armadas). Actualmente el Partido Popular, apoyado en ocasiones por el Partido Socialista Obrero Español y Ciudadanos, está llevando a cabo una política parecida contra los Gobiernos municipales de Manuela Carmena(Madrid), Ada Colau (Barcelona), el Ayuntamiento de Valencia, y el Ayuntamiento de Zaragoza dónde gobiernan las llamadas “fuerzas del cambio”, debido a que dichos equipos municipales ponen en peligro los intereses políticos y económicos de su cúpula y de la oligarquía financiero-empresarial que les apoya, con lo que, ante todo, la lucha en las organizaciones populares, en la calle y en los centros de trabajo debe de continuar para establecer una nueva sociedad más democrática, más justa socialmente y más solidaria

Colabora con La Dialéctika

Acerca de Ismael Sánchez

mm
Militante comunista

También puedes ver

manifestación feminista

El feminismo, la explotación de la mujer y la igualdad de derechos

Yo creo que el feminismo es un pilar fundamental dentro de una sociedad democrática y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *