Sábado, 18 de noviembre de 2017
26416yo

Es la hora del pueblo

En los últimos años se le ha caído la venda a la Monarquía surgida de la Transición iniciada el 4 de Julio de 1976 tras la sucesión de Carlos Arias Navarro(que se negaba a introducir reformas en el sistema franquista) en la Presidencia del Gobierno por parte de Adolfo Suárez González, quien fuera Ministro Secretario General del Movimiento en el Gobierno de Arias Navarro: con la crisis económica surgida en 2007 a causa del colapso del mercado inmobiliario, han quedado al descubierto los turbios negocios urdidos por la cúpula de los partidos del régimen, los grandes empresarios y las entidades bancarias, permaneciendo la Jefatura del Estado impasible o, posiblemente, implicada en los mismos(como se ha demostrado en el Caso Nóos), haciendo constar además que tanto la patronal como la Banca fueron dos sostenes del franquismo, mientras que la Iglesia Católica(el tercer sostén de la dictadura franquista), siguió ostentando gran parte de los privilegios que tenía gracias a los Acuerdos con el Vaticano de 1979, a la vez que se asignó a nuevas tareas a mandos de la Policía franquista implicados en torturas a opositores políticos en vez de someterlos a procesos por dichas acciones. La propia Monarquía es heredera del franquismo, ya que Juan Carlos de Borbón fue designado por el dictador el 1 de Julio de 1969 en virtud de la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado de 1947, siendo una institución totalmente antidemocrática por ser herencia de un régimen totalmente represivo que acabó con la vida de miles de republicanos demócratas y antifascistas, ser inviolable ante las Leyes garantizando la opacidad de sus bienes, negocios y ganancias además de su inimputabilidad ante la comisión de actos delictivos y, por último, por no haber sido elegida por el pueblo, ya que fue impuesta en la Constitución, no siendo sometida a referéndum: de esta guisa, el 15 de Octubre de 1977 se aprobó la Ley de Amnistía, la cuál permitió la impunidad de los participantes en el golpe de Estado del 18 de Julio de 1936 y los ejecutores de detenciones ilegales, torturas y asesinatos de presos confinados en prisiones y campos de concentración franquistas, haciendo un favor también a aquéllos que se “amoldaron” a la nueva situación política

Es por esto que, desde la izquierda transformadora que representa tanto el Partido Comunista de España como Izquierda Unida, debemos hacer frente a la ofensiva del capitalismo del Ibex-35 y de la Banca tejiendo una alianza con la derecha reaccionaria y la socialdemocracia representada por el Partido Socialista, cuyos intereses se basan únicamente en hacer negocio con los servicios públicos privatizándolos y enriqueciéndose a costa de las necesidades del pueblo, además de formalizar acuerdos con las grandes empresas para su colocación en los Consejos de Administración de las mismas tras retirarse de la política, mientras que la propia Monarquía lleva a cabo sus propios negocios al margen de la Ley: esto es la realidad del pacto político firmado en 1977, sentando las bases de la llamada Transición y consistiendo en la pura reforma del sistema franquista, desmontándose las estructuras más explícitas(la Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista como partido único, las Leyes Fundamentales, la omnipresencia de las Fuerzas Armadas en las instituciones y Cuerpos de seguridad y su separación respecto a las Leyes civiles, etc), mientras que los poderes económicos y financieros, así como el sector “reformista” del franquismo y la Iglesia, siguieron ostentando sus privilegios

El ascenso de las “fuerzas del cambio” en Madrid o Barcelona, como Ahora Madrid o Barcelona en Comú, es el reflejo de que parte de la población está tomando consciencia de que el problema no son los políticos en sí, sino que el problema es el sistema en cuestión, sustentándose sobre redes clientelares, la manipulación informativa y el uso de una violencia que no es física, pero que afecta igual o peor que un golpe: así que hay que hablarle al pueblo y hacerse eco de sus necesidades, que es lo realmente importante, luchando por una sociedad más democrática, más justa socialmente y más solidaria que suponga un cambio realmente progresista en nuestro país

Colabora con La Dialéctika

Acerca de Ismael Sánchez

mm
Militante comunista

También puedes ver

manifestación feminista

El feminismo, la explotación de la mujer y la igualdad de derechos

Yo creo que el feminismo es un pilar fundamental dentro de una sociedad democrática y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *