Martes, 26 de septiembre de 2017
Mani Vallecas no se aisla

Vallecas ni se corta ni se aísla

No al cierre de la Línea 1 de Metro.

La decisión del gobierno de Cristina Cifuentes de cerrar, casi totalmente, la Línea 1 de Metro durante casi cinco meses va a significar un grave perjuicio para todos los trabajadores madrileños y en especial para los de los dos distritos vallecanos, Puente y Villa, que verán como su principal vía de comunicación con el resto de Madrid queda cortada.

Esta línea es la segunda más utilizada en la red de Metro con 233.000 viajeros al día atravesando la ciudad de Madrid y enlazando Vallecas con Plaza de Castilla y la zona norte de la capital. Si bien es evidente que unos túneles con 100 años de antiguedad necesitan ser remodelados, algo que se va a realizar ya con 10 años de retraso, lo que no es tan evidente que esta obra se tenga que hacer de golpe, cerrando 25 de las 33 estaciones y sin planes alternativos fiables para garantizar la movilidad ni la sostenibilidad ambiental de la misma. Por si esto fuera poco, en los próximos años se tendrán que realizar nuevos cortes para cambiar las vías, algo que no se ha previsto realizar en esta fase, y tampoco se aprovechará la obra actual para adaptar las estaciones y facilitar el acceso a las mismas a personas con movilidad reducida. En definitiva el Partido Popular, con el apoyo de Ciudadanos, vuelve a demostrar nuevamente su total desprecio hacia los vecinos de Madrid y en especial a los miles que emplean la línea 1 para llegar a sus centros de trabajo y que ahora se verán diariamente obligados a efectuar una auténtica odisea para realizar este desplazamiento.

Aunque Cifuentes y sus consejeros afirman que los distritos de Vallecas no se quedarán aislados, la situación amenaza con ser especialmente grave en este caso. Ni el servicio de autobuses ni el de Cercanías pueden, ni de lejos, cubrir la ausencia del metro, tanto por su capacidad en número de viajeros como por su recorrido, a lo que hay que añadir los continuos retrasos que sufre el propio tren de Cercanías, una situación que todavía se agravará más con las obras que se realizarán en la estación Recoletos a lo largo de los próximos meses. Y no sólo eso, también se verá afectado el tráfico de superficie en la Avenida de la Albufera, la arteria principal de Vallecas, por el uso de los pozos de ventilación de los túneles, algunos en la misma calzada, como método para trasladar el material de las obras y los escombros.

¿Quien sale realmente ganando con estas obras?.

Nada de todo lo anterior ha llevado al gobierno de la Comunidad a contemplar ninguna de las alternativas planteadas por las asociaciones vecinales, la Plataforma Madrid en Transporte Público o el propio Ayuntamiento madrileño, manteniendo que es inevitable realizar las obras ya y en la forma propuesta. Estas prisas por hacer mejoras en el Metro no dejan de ser curiosas cuando el Partido Popular lleva años aplicando serios recortes en los servicios de transporte público en Madrid con reducciones de personal, disminución en las frecuencias de paso de los trenes o eliminación de líneas de autobús. Sin embargo ese repentino interés quizás haya que buscarlo más que en la mejora de la calidad de la Línea, en los jugosos beneficios que se van a embolsar los adjudicatarios de las obras: Dragados (filial de ACS) y propiedad de Florentino Pérez, y OHL propiedad de Juan Miguel Villar Mir. Ambas constructoras son de hecho habituales participantes en los grandes pelotazos urbanísticos que se han venido realizando en Madrid en los últimos años y las dos coinciden también en estar siendo investigadas por diversos casos de corrupción. Dragados por el supuesto amaño del concurso para construir, por una suma inicial de unos 700 millones de euros, el Hospital Son Espases de Mallorca en 2006 y OHL por su supuesta participación en la trama Púnica, después de recibir del ahora encarcelado Francisco Granados más de 300 millones de euros en adjudicaciones. Como premio a su “transparencia” Cifuentes les otorga ahora sendos contratos de 7 millones de euros. No son los problemas de los vecinos los que evidentemente preocupan al PP y a Ciudadanos, sino que sus amigos, millonarios y grandes empresarios, se sigan forrando a costa de los fondos públicos.

Como no podía ser de otra forma, las comunistas y los comunistas nos oponemos a esta nueva cacicada del Partido Popular y de su gobierno en la Comunidad de Madrid y llamamos a la movilización a todos los vecinos y trabajadores de los barrios afectados. La lucha y la protesta en la calle es la única forma a través de la cual será posible parar esta auténtica salvajada y evitar que una vez más el bienestar público quede en segundo plano ante los intereses de los grandes empresarios. Queremos una ciudad para que en ella vivan las personas y no para el beneficio de los especuladores.

Colabora con La Dialéctika

Acerca de PCE - Puente de Vallekas

mm
Agrupación de Puente de Vallekas del Partido Comunista de España

También puedes ver

debate congreso PCE

Acto Ejes de un debate: El XX Congreso del PCE

Para los días 24, 25 y 26 de noviembre el PCE celebrará su XX Congreso, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *